8 de diciembre de 2006

DOS DE FRACCHIA

ERESICTÓN


A pesar
de todas las medidas -arena y sombra y después
números-
el tiempo está dentro,
insaciable
en su plenitud.


Nos
lo prueban el nacimiento y su fin,
nuestra
incredulidad frente al hueso

y aún
ante la flor que lo parte.

Entonces
apelamos a la comparación y la distancia,
al
sortilegio de las edades,

los
cómputos.

Su
término imposible nos induce a inventar
un ser
para cada nada: el instante o la hora,
el día
o la fracción apata para la suma.

Matemática
fallida: la suma nos resta.



JUDAS ISCARIOTE


Llegaremos al término,
a la intolerancia de lo sdía próximos,

al último
de los nacimientos legislando.


Nos
sentaremos, como es habitual,

a la mesa;
cada rostro será el espejo del otro,

y el otro
el espejo de todos.

No seremos
elocuentes ni pondremosénfasis en llenar el vaso.

Volveremos
a escuchar lo que ya fue escuchado,

tomaremos
el vino de siempre,

compartiremos
el pan.

Y una vez más
daremos el beso, fieles a nosotros mismos.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home


�¶ª!"·$%&/()=?¿º1234567890'¡^*`+¨ç´�;:_,.-><\|@#¬[]{}
Soy del torito de mataderoS